¿Tu web habla el mismo idioma que tu cliente?

Escrito por:
Categorías: E-Business
No hay comentarios

Una presentación debe tener un objetivo, debe llevar al público sobre la situación actual (punto A) a un estado deseado (punto B).

Creemos que este concepto también es muy válido para nuestro sector: la idea funciona bien para los blogs y webs o incluso para la comunicación digital en general, donde uno de los errores más comunes es hablar como si el cliente potencial ya estuviera en el punto B.

En este post vamos a explicar con más detalle por qué este simple error ocurre y qué hacer para corregir:

La maldición del conocimiento en la web

Para convertirse en un referente en el mercado necesita para especializarse y estudiar mucho el tema, así como poner en práctica todos los conocimientos adquiridos hasta que la experiencia sea relevante.

La paradoja es que cuando hacemos esto, nos olvidamos de lo que era al no tener ese conocimiento. Es muy difícil de recrear el estado de ánimo cuando no sabíamos mucho, que es el caso de la mayoría de nuestros clientes potenciales.

La importancia de corregir el problema

Una de las características bien conocidas de la generación actual es la distracción, impulsado por la Internet.

Hay varias cosas en mente, varias pestañas del navegador abiertas, cientos de amigos mensajes en Facebook y Twitter.

El tiempo termina siendo dirigido a aquello con lo que nos identificamos más.
Si el título del artículo no refleja algo que tenemos gran interés, es muy raro y poco probable que tenga un clic y sea leído. Es necesario que haya una identificación inmediata con el contenido, es decir, la atención debe centrarse en algo que es bastante familiar y suficiente para llamar la atención.

El contenido de su empresa habla la misma lengua que su cliente

El contenido de su empresa habla la misma lengua que su cliente

¿Cómo resolverlo?

Para resolver el problema, tenemos que identificar el punto A, es decir, ¿cuál es el problema o incomodidad presente el cliente potencial.

Es necesario entonces un paso previo: averiguar quién es ese cliente. De esto podemos crear un personaje, alguien que representa a la empresa pública.

Si pudiéramos resumir y terminar con dos consejos generales, sería:

Investigar a su público y conocer el dolor del momento, para saber lo mucho que su cliente potencial sabe acerca de su mercado.

Opte siempre por la sencillez, tratar de ser entendido por todo el mundo y dejar de lado la jerga de la industria y los discursos floridos.

¿Y tú que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies