El spamming

Escrito por:
Categorías: E-Business
No hay comentarios

Hacer Spam” se puso de moda a partir del desarrollo de Internet. ¿Quién no tiene hoy en día al menos una dirección de correo electrónico? No sólo los usuarios de internet disponen de este medio de comunicación sino que además, la mayoría de las empresas facilitan a sus empleados una dirección de correo incluso aunque no dispongan de acceso a Internet.

Se crea ante nosotros una enorme base de datos de personas con dirección de Internet a las que toda empresa desearía acceder para hacer publicidad de su negocio con el menor coste posible. Sólo hay que intentar conseguir el mayor número de direcciones de correo y después enviar publicidad a través de este medio sin necesidad de que el usuario la haya solicitado previamente.

Estos listados de direcciones de correo a las que se envía publicidad son las llamadas “listas de Spamming“, y las empresas que las utilizan están haciendo “Spam“.

El principal inconveniente del Spamming no sólo radica en la recepción de información sobre negocios de empresas que no son de tu interés, sino que además de sobrecargar en exceso los servidores también podemos recibir mensajes no deseados o que no sean de nuestro agrado.

Spamming

Spamming

Tipos de Spam

Existen cinco categorías de “Spam”:

  • Aquella distribución de publicidad no solicitada.
  • Mails no solicitados enviados a listados masivos de personas.
  • Utilizar los listados de los newsgroups o foros fuera de las normas establecidas por ellos.
  • Enviar correos electrónicos a grandes listados de personas sin su previa aprobación o sin la opción de que sus nombres sean removidos de éstos listados.

Existen muchos procesos de vigilancia para detectar el spamming ya que es considerado como un delito dentro de la comunidad virtual, su realización incluso a veces se penaliza con elevadas multas.

Para evitar sufrir esta invasión en nuestros servidores podríamos seguir dos pequeños consejos:

  • Utilizar Filtros de Seguridad, en los que especificaremos sólo el correo que queremos recibir o bien pondremos en una “lista roja” el que no deseamos recibir nunca más.
  • Cada vez que reenviemos un mensaje personal, chiste o curiosidad de Internet (que son los que tienen mayor difusión), borrar las direcciones de los usuarios que los recibieron antes de que te llegara a ti el mensaje, de esta forma evitarás ir dejando huellas no deseadas.

¿Y tú que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies