Como iniciar un año con competencia

Escrito por:
Categorías: E-Business
No hay comentarios

Si no es ahora, ¿cuándo? Para iniciar bien su año, debe empezar a revisar sus hábitos improductivos, los que lo limitan y condicionan para actuar de manera incompatible con sus objetivos, que son los verdaderos obstáculos que impiden a actuar de manera productiva, catalizar contribuciones puede ayudarle a tener una mejor autoestima y frecuentes momentos de felicidad.

No hay salida o acceso directo, todo comienza con usted. Borrar el “no puedo”, haciendo todo lo posible, con paciencia, disciplina, humildad para buscar ayuda, no acusar, juzgar o condenar a nadie por sus fracasos.

Iniciar un año con competencia

Iniciar un año con competencia

Establezca metas de acuerdo a su voluntad de trabajar durante el día, para convertir sus sueños y deseos en metas realizadas. Cada día, al acostarse a dormir, revisar su día para ver si sus acciones fueron alineadas con sus objetivos.

Aprenda a utilizar su tiempo de manera productiva. El tiempo y la salud no son objetivos, son fundamentales. El tiempo es vida! El tiempo es esencial para llevar a cabo cualquier actividad.

Desarrollar la capacidad de recibir retroalimentación, y el primer paso es estando dispuesto a cambiar su improductivo diálogo interno, que han aprendido durante sus procesos educativos, de socialización y para todos los que conoce.

Será una guerra de varias batallas, pero los resultados serán mayores que todos los esfuerzos. Prepárate para superar los pasos más comunes en el proceso de cambio de hábito, actitud o comportamiento improductivo: Primero ganar la no percepción de la costumbre, actitud o comportamiento improductivo, estimular la retroalimentación y el entrenamiento de su disposición perceptiva para cotejar los resultados obtenidos con su auto-percepción.

Es frecuente pasar a la etapa de negación del problema, cuando alguien nos hace el favor de feedback específica, pero pronto nos encontramos con alguien o circunstancia que culpar, y es doloroso reconocer nuestra humanidad con falibilidad. Nuestra cultura fomenta más la vergüenza o la culpa que la aceptación del hecho inexorable de que somos falibles.

La elección para ser productivos y tener momentos más felices es tuyo. Reconocer sus fortalezas y debilidades, y centrarse en sus fortalezas y las personas con quien se relaciona. Les deseo todo el éxito en este fascinante proceso de crecimiento como persona y profesional.

¿Y tú que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies