4 señales de que debes renunciar a abrir una tienda virtual

Escrito por:
Categorías: Marketing Digital
No hay comentarios

La gran cuestión está en elegir el mejor momento para tomar esa decisión – y si realmente la mejor opción es una tienda propia.

¿Cuándo es mejor olvidarse de la idea de abrir una tienda virtual?

¿Abrir o no abrir una tienda virtual? Si eres un empresario en línea, esa duda “existencial” puede que aún te incomode. Y esto es una buena señal, que indica que estás pensando en el futuro de tu negocio virtual.

La gran cuestión está en elegir el mejor momento para tomar esta decisión, y si realmente la mejor opción es una tienda propia.

1. No sabes cómo atraer a los clientes a tu e-commerce

El éxito de un negocio depende de algunos factores, entre ellos la audiencia, esto es, el número de visitantes que se logran atraer. De este modo, antes de decidir por tener una tienda virtual es importante que el emprendedor se pregunte cómo hará para atraer a los clientes hasta ella; así cómo saber si hay suficientes recursos para las inversiones que serán necesarias para ello.

En caso de que la respuesta sea negativa, entonces tal vez sea mejor planificar un poco más o empezar por caminos alternativos.

Tienda virtual abrir o no

Tienda virtual abrir o no

2. La demanda y la oferta son limitadas

La tienda virtual es un recurso importante para la construcción de una marca y un valor de marca, ya que es un entorno que puede ser personalizado de acuerdo con el perfil de la propia marca y de sus productos.

Pero si el empresario aún está comenzando un negocio en línea, si la demanda es limitada o si la tienda trabaja con pocos elementos en su cartera, hay otros recursos para realizar las ventas, que no es una tienda en línea.

3. A tu público objetivo le encanta comprar por las redes

El internet ofrece decenas de canales alternativos, entre ellos las redes sociales. Desde el “tradicional” Facebook hasta el Snapchat, el canal de vídeo más nuevo del momento, pasando por Instagram y Twitter. Cada uno con su carácter, pero todos importantes por el mismo motivo: las personas están allí.

Pero, atención: es preciso también tener en cuenta cuál es el público objetivo. La diversidad de formatos de las redes permite que el mismo producto/servicio sea presentado de diferentes maneras – en texto, imagen o video. Además, el perfil de los usuarios de las redes sociales, también es diverso; vale estar atento a la hora de elegir qué canal utilizar y cómo hacer el planteamiento.

Tienda virtual

Tienda virtual

4. El marketplace parece una opción más viable para su negocio

Siguiendo esa misma línea de pensamiento, de que es necesario estar donde están las personas (posibles clientes), otra fuerte opción para el comercio en línea es el mercado. Este modelo, llamado “centro comercial virtual” o marketplace, es una vitrina gigante por el que miles de personas pasan todos los días.

Mercado Libre, por ejemplo, recibió 44,2 millones de visitantes únicos y sólo en el mes de febrero/17. Y, si consideramos que cuando una persona entra en un centro comercial, está propensa a comprar, este número se vuelve aún más atractivo para quien quiere vender.

El mercado tiene la ventaja de ser un medio democrático, con bajas barreras de entrada, donde los minoristas de todos los tamaños actúan.

Considerando de nuevo el ejemplo de Mercado Libre, un sistema de reputación es aplicado a vendedores y compradores; ambos se evalúan y asignan notas el uno al otro, de acuerdo con la calidad del negocio realizado.

Si la regla que calcula y muestra la reputación no es positiva, las ventas no crecerán, independientemente del tamaño de la tienda o de la relevancia de la marca. De la misma forma, si un micro emprendedor está bien calificado, sus posibilidades de venta pueden ser aún mayores que los de una gran tienda.

Otra facilidad del marketplace es el bajo costo para el vendedor. Se puede anunciar de forma gratuita y pagar una comisión para el administrador sólo después de la venta del producto.

El administrador del centro comercial virtual es responsable de la visibilidad, el marketing de las ofertas y por la inversión en tecnología, con sistemas de pago, seguridad y solución de logística, todo ello accesible a través de dispositivos móviles.

El emprendedor es responsable de las tareas de dedicarse a la cartera de productos, la gestión del negocio y al servicio de atención al cliente.

Entonces, la sugerencia es: no te quedes atascado al compromiso de tener una tienda virtual propia para hacer que tu negocio online crezca. Ese momento va a llegar para tu negocio, pero hasta allí, hay muchos recursos que pueden ser utilizados. ¡Aprovecha, y buenas ventas!

¿Y tú que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies